Algunos de vosotros preguntabais acerca de la cerca especial que aplicamos a las botellas. Permítanme resumir las respuestas a las preguntas más frecuentes.

Nuestra cera es más dura y compacta que otras ceras como la de las velas. Además tiene mejor agarre al cristal. Esto es muy importante para que pueda soportar, aproximadamente, hasta 4 atm de presión en el agua (casi dos veces la presión de las ruedas del coche). Si se aplica correctamente mantiene el aislamiento y el agua de mar no entra.

Hecho interesante: Los Romanos mezclaban agua de mar con su vino antes de bebérselo. Luego le añadían miel, especies y otras hierbas medicinales. Esta no es nuestra intención. Nuestros vinos son “salt-free” o sin sal añadida (tampoco os recomendamos que le añadáis miel, especies u otras hierbas) J

Para asegurarnos que cada botella es sellada debidamente, aplicamos la cera a mano e inspeccionamos cada botella  antes de ser hundida al mar, y otra vez cuando son extraídas del mar. Esta es una de las partes más importantes para asegurar, que no hay daños causados por la presión. Así el vino es solo afectado por las vibraciones marinas y no por el agua de mar.

Aquí va un pequeño vídeo para ver cómo sacarla.

¡Salud!